Duchas abiertas

Duchas abiertas

Si quieres darle a tu cuarto de baño un toque moderno y crear a la vez un espacio funcional y dinámico, las duchas modernas son perfectas para ello. Éstas además son una de las últimas sensaciones que han llegado a este universo. En las siguientes líneas hablaremos de los beneficios que nos aportan y veremos sus ventajas.

¿Por qué elegir una ducha abierta?

Como decíamos anteriormente, este tipo de duchas presentan un aspecto muy atractivo que nos ayudan a crear un espacio fresco lleno de dinamismo. Si quieres crear un espacio actual, moderno y minimalista, estas duchas son sin duda la elección adecuada.

Además son duchas muy prácticas que eliminan todas las barreras tanto físicas como visuales. Siempre con la certeza que no se saldrá el agua de ella, aunque a primera vista su aspecto pueda darnos esa impresión.

Duchas tradicionales – Duchas abiertas: ¿cuáles son las diferencias?

Evidentemente lo primero a destacar es que las duchas abiertas no tienen un límite espacial fijado, lo que hace que éstas ganen en limpieza visual. De hecho el desagüe está integrado en el mismo suelo con el fin de despejar el espacio. Así que no hay barreras que interfieran el acceso a la ducha, lo que facilita en gran medida el acceso a las personas mayores, niños y personas con discapacidad.

Esta apertura y esta ausencia de barreras también hace que sea más práctico el mantenimiento, ya que la ducha se limpia al mismo tiempo que el suelo del cuarto de baño.

Ducha decorativa

Desde un punto de vista estético la ducha abierta le da ese toque minimalista perfecto para crear un espacio moderno. Además al eliminarse gran parte de las barreras físicas, la sensación de amplitud es mayor en todo el lugar.

Este tipo de duchas puede adaptarse a todas las configuraciones, ya que generalmente se crean a medida. Nosotros podemos elegir el tamaño, la forma y la ubicación en la que la posicionaremos. Por tanto es un buen aliado para los baños de buen tamaño, pero también para los espacios pequeños. Podemos incluso elegir entre un buen número de materiales para crearla como hormigón, baldosas de porcelana, mármol, madera de teca, etc.

Instalación de una ducha abierta

En cuanto a la instalación, lo más importante es el sellado. Esto significa que hay que crear una tapa hidrófuga, pero existen receptores para suelo que ayudan a simplificar la operación. Igualmente tendremos que colocar un sifón lo suficientemente fuerte como para evacuar el agua rápidamente. Lo ideal es que en el suelo se cree una leve inclinación del 1 a 3% para ayudar a que el agua se dirija hacia el sifón.

Por último tendremos que pensar si queremos una mampara transparente o no para tener mayor o menos intimidad.

Compártelo en tu red social:
Más en DecoUtil - Baños:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook