Decoración de baños auxiliares

Decoración de baños auxiliares

Generalmente tendemos a descuidar la decoración de los baños auxiliares ya que tendemos a pensar que la falta de metros nos impide crear espacios con encanto. No obstante desde  aquí queremos hacer frente a ese pensamiento tan extendido, y lo vamos a hacer con una serie de ideas prácticas que nos ayudarán a crear un baño auxiliar práctico y con estilo.

Maximizar el espacio, elegir bien los colores y escoger adecuadamente los sanitarios o los muebles son algunas de las claves que nos permitirán tener un baño funcional y acogedor, para que el espacio deje de ser solamente auxiliar y se convierta en un lugar que queramos utilizar en cualquier momento.

Organizar bien el espacio disponible

Antes de pensar en los muebles y en la decoración de este cuarto de baño pequeño, la habitación en sí misma debe estar distribuida correctamente para maximizar el espacio del que disponemos.

Primera recomendación: elegir una puerta que se abra hacia el exterior o una puerta corredera con un buen aislamiento.

Para el suelo del baño, unos azulejos de tamaño XXL pueden aumentar la sensación de volumen. Esto mismo podemos conseguirlo con el revestimiento de las paredes, para acentuar la verticalidad de la habitación.

No obstante cuidado con utilizar el mismo revestimiento para suelo y paredes, porque esta combinación puede acabar por “ahogar” la habitación.

Colores e iluminación acertados

Los colores que elijamos en este pequeño espacio son esenciales, ya que éstos además de darle estilo a la pieza pueden ampliarla o reducirla visualmente.

En general se recomiendan los colores claros como el blanco o los tonos pastel hacen. Pero los contrastes también son importantes para conseguir un volumen agradable, por lo que debes optar por un color ligeramente más oscuro en las paredes que en el suelo, y no al revés.

Para los materiales, acabados brillantes y lacados. Los azulejos de vidrio pueden ser una excelente alternativa por el brillo y la luminosidad que éstos desprenden.

Y hablando de luminosidad, ésta debe ser potente sin ocupar espacio. Olvídate de lámparas y encastra las luces en el techo. Y al igual que en todas las habitaciones pequeñas, los espejos serán perfectos aliados para multiplicar la luz y aumentar la sensación de amplitud.

Sanitarios adaptados al espacio

Es obvio que en un pequeño cuarto de baño un jacuzzi no es una buena opción. Sin embargo no tienes porque renunciar a tener ducha si realmente la necesitas. Existen modelos de duchas esquineros de lo más interesante.

Igualmente debes optar por lavabos y sanitarios suspendidos, que te ahorran el espacio inferior. En el lavabo puede aprovechar para colocar un armario, mientras que debajo del sanitario no cabe nada, pero ganas espacio visual.

Encuentra muebles versátiles

El orden es una de las claves desconocidas en estos pequeños espacios, así que elige muebles de baño adaptados al espacio con el que cuentas para que te permitan un almacenamiento 100% optimizado. Generalmente se recomienda la creación de muebles a medida, porque de esta forma nos aseguramos aprovechar hasta el más mínimo recoveco.

No obstante mucho cuidado con sobrecargar la zona de muebles, porque si te pasas empequeñecerás la zona y todo lo realizado hasta ahora se irá al traste. Quédate con lo absolutamente necesario, pero “escóndelo” bien en los muebles de baño.

Compártelo en tu red social:
Más en DecoUtil - Baños:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook